Derechos Autor bajo licencia Creative Commons

martes, 24 de enero de 2012

Esfuerzo o Disfrute

Tengo la intuición de que no es posible estar agotado intelectualmente. Esa ha sido mi sombra y la luz ha sido mi esposa (Charo).

Es posible estar cansado y también es posible decidir descansar. Ahora tengo claro que el cuerpo me avisa, ahora sé que cuando miro a los ojos de la gente cuando acaba de terminar su jornada de trabajo, solo puedo ver a los que hacen de corazón lo que desean y a los que hacen lo que creen que deben hacer. Cuando el trabajo se transforma en una fuente de esfuerzo para obtener resultados, ha dejado de ser disfrute. Y tengo la intuición de que el trabajo es disfrute. Todo lo que yo hago es disfrute si yo decido que sea parte de mi obra, parte de mi camino, parte de propósito.
Siempre he tenido la intuición de que las tareas no cuestan trabajo, lo que cuesta trabajo es hacerlas cuando no forman parte de mi propósito.
Si cuesta esfuerzo no es disfrute. Y si no es disfrute es porque no forma parte de mi propósito. Es posible que forme parte del propósito de otro. Y ese propósito no es ni bueno, ni malo. Simplemente no es mi propósito. En última instancia el propósito de todos nosotros es único. Como decía el mantra:"a favor de mí y en contra de nadie".

Charo me dejado claro que no puedo estar cansado de aquello que disfruto haciendo de corazón.
¿Qué estoy haciendo ahora que me hace sentir cansado?, ¿Qué deseo hacer de corazón? ¡Qué regalo!

Seguimos conversando.

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 8:30 p. m.