Derechos Autor bajo licencia Creative Commons

lunes, 15 de abril de 2013

3 meses de sequía

¿Se puede estar 3 meses seguidos desconectado de lo que más te apasiona?... Y 3 años y puede que 3 vidas. Y aún así es posible vivir. Y mal vivir también, porque en el "bien-vivir" no cabe pasión y desconexión en la misma frase.

Incluso es posible vivir recordándote que tienes que hacer algo que nunca haces. Todo es cuestión de foco, de prioridad, de poner la pasión y atención en la misma onda. Cuando pienso la cantidad de energía que se puede derrochar intentando ser, no me cabe duda que se puede estar toda una vida esperando que llegue lo que siempre estuvo ahí: YO.

Una sabia amiga y profesora - Ana María Torres- me digo una vez:"¿y si no existieran respuestas a tus preguntas? Cada vez que recuerdo esa invitación a la no-explicación, que curiosamente tenía forma de pregunta, me viene a la memoria toda la información que apareció cuando empecé a dejar sin respuestas muchas de mis preguntas. Y no fueron todas. Y el hecho de no fueran todas, responde a la primera pregunta.

Hoy después de ver la reposición de una entrevista a José Luis Sampedro, me quedo con una pregunta-sin-respuesta fruto de una reflexión del economista y humanista fallecido esta semana, ¿Y si el desarrollo interior fuera la alternativa a un sistema que agoniza?
Sampedro reivindicaba el "deber de vivir" y el desarrollo de la persona como vía de vida en un sistema atenazado por el miedo y las inconsistencias. ¿Y no será que nos sobran las explicaciones a preguntas que nunca nos hicimos?

Nuestro cuerpo sabe de razones que nuestro cerebro no alcanzará nunca a elaborar. ¿Y seguimos buscando explicaciones a nuestro dolor físico?, ¿no será que nuestro cuerpo está hastiado de vivir desconectado de nuestra mente?... Y eso puede durar 3 meses, 3 años y hasta 3 vidas.

El miedo es una emoción poderosa y también lo es la pasión. Quizá bastaría con dejar de buscar explicaciones a la injusticia para conducir nuestra pasión con preguntas poderosas. ¿Qué harías si estuvieras en la última semana de tu vida?, ¿qué es lo que realmente me importa?, ¿estoy dónde deseo estar?, ¿soy lo que deseó ser? Y ahora sin responder, que la pasión coja el timón.

Estoy convencido de que en ese barco ya hay mucha gente... Y presiento que más gente se va a embarcar.



Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 1:00 a. m.