Derechos Autor bajo licencia Creative Commons

viernes, 14 de noviembre de 2014

Sex & "Tags" & Rock n' Roll

Son muchas las empresas que empiezan a obsesionarse con algo llamado "Transformación Digital" y muy pocas las que han reparado en crear un plan para "cuidar" el talento digital. Y no hablo solo de "retener" el talento digital, hablo de cuidarlo y protegerlo -take care of it. Este post recoge una reflexión sobre mis aprendizajes fruto de la obsesión por medir y mejorar mi trabajo en marketing digital.  


Sex Tags & Rock 'n Roll

Hace poco la revista Digital Business News, de la que formo parte por invitación del Advisory Board, me preguntó cuáles habían sido mis mayores aprendizajes en el negocio digital en 2014 y las tendencias o retos que yo adivinaba para el 2015. Dejo aparcada la segunda pregunta y me centro en los aprendizajes. Mi respuesta fue bien sencilla:"El mayor de los aprendizajes es el sosiego. En una actividad en la que todo está siendo medido 24x7, tener la calma para saber qué mirar y cuándo mirar, es a mi juicio la clave para cualquier profesional de marketing digital. Nuestra actividad nunca descansa y creo que está en mi mano saber cuándo descansar." No sé si lo publicarán tal cual y esa fue mi respuesta. 

A lo largo de los últimos años he tenido la suerte y la intuición de centrarme en 2 áreas de conocimiento que apriori perecen tener poca conexión: Transformación Personal y el Negocio Digital. Uno de los aprendizajes en lo que a transformación personal se refiere es lo relacionado con el crecimiento personal; El desapego y la capacidad de foco como vías para avanzar en mi propósito como ser humano. En cuanto a lo digital, he aprendido la pasión por el dato, la orientación a la medición y la analítica digital como palanca continua de aprendizaje y mejora de resultados (que no como capacidad para reportar lo realizado, esto da para otro post). 
Si pongo juntas ambas áreas de aprendizaje, aparentemente antagónicas, me saldría una respuesta similar a la que apuntaba más arriba. Por resumirlo en una frase sencilla. Los profesionales digitales se enfrentan a una realidad basada en el uso de herramientas y la trazabilidad de todos y cada uno de los activos que crean. La creatividad llevada a un nuevo estadio: Big Brother -Digital Data- is watching you! ... ¿Y ahora cuál es tu elección sabiendo que podrías mejorarlo todo y en todo momento?

De lo digital, me quedo con la palabra:"tag". La posibilidad de etiquetar todas y cada una de tus interacciones, tus activos digitales -sites, blogs, apps, respuestas en Social Media, etc.- te puede llevar a un nuevo espacio en tu estrategia digital. La conexión de los datos y la creación de capas de datos que permitan mejorar la experiencia de un usuario, incluso llegando a predecir comportamientos y mejorando automáticamente tus activos, ya no es ciencia ficción. Es una realidad. Prácticas como el A/B Testing unidas a segmentos de navegación en función de comportamientos pasados y compra programática por citar algunas, nos permiten hoy en día avanzar hacia una nueva forma de crear relaciones basadas en la exploración y en la explotación del dato, de la analitica, de los "Tags". Y si de verdad te gusta lo digital, la curiosidad se convierte en un fuerte catalizador para seguir probando, investigando y aprendiendo. Es tal la adición que genera esta dinámica, que perfectamente podríamos cambiar "Tags" por "Drugs".
¿Y dónde está el límite? El límite está en tu desapego. Y es aquí cuando conecto con la parte personal. 

De la parte de crecimiento personal me quedo con un concepto: "foco". En mi caso personal, renunciar a consultar los datos -tráfico, fuentes, canales, conversiones, atribución, datos diarios, datos por horas, tráfico en tiempo real- de mi trabajo, es y ha sido un ejercicio de desintoxicación. Para mí, poner foco se ha traducido de un ejercicio de desapego: "Podría estar mejorando ahora mismo este blog, o aquel post, o este site y decido que tengo otra prioridad en este instante". Y no por ello estoy haciendo mal mi trabajo. Y no por ello mi desempeño es deficiente. Simplemente decido priorizar otros aspectos de mi vida. No es fácil para un perfeccionista renunciar a la mejora continua. Simplemente se trata de poner orden y cada cosa en su lugar. Y admitir que lo único cierto es que -dado un mismo huso horario- el día tiene 24 horas. Puedo hacer un ejercicio de productividad -y por Dios que lo he hecho- y llega un momento donde se trata de elegir. Elijo estar con mi familia o elijo seguir consultando datos y proponiendo áreas de mejora. Elijo un momento para hacer "nada" o decido revisar este dashboard o aquel suite de analytics. 
Poner foco es estar presente en cada momento en aquello que considero prioritario. De forma más sencilla si cabe, estar presente

A modo de resumen, ahí van 7 "takeaways":
  1. Foco, foco y foco: En el mundo offline hay un dicho sobre el éxito en los negocios:"Hay 3 claves del éxito en un negocio físico: ubicación, ubicación y ubicación." Lo mismo aplica al negocio digital y  ahora "location" deja su espacio a "metrics": Métricas, métricas y métricas. Y para disponer de métricas, hacen falta etiquetas. De nuevo el poder de los "Tags". Perseverar en etiquetar siempre es sólo el principio. Y sin este principio, no hay continuidad. Y menos un final. 
  1. Estar alejado y mirar de cerca: Medir todo supone acumular cada vez más y más dashborads sobre todos los activos digitales y acciones en curso. Una vez dispuesta la información, procuro mantenerme  alejado y sólo mirar de cerca cuando la visión global presenta fisuras. Esto conecta con el punto anterior. Hacen falta dashboards y sólo hay que mirarlos cuando el cuadro de mando presenta alguna alerta. Extraer los indicadores clave y acumularlos en un cuadro de mando es la mejor de las acciones para no caer en la confusión por acumulación de datos. 
  1. Confianza: "In Tools We Trust". Confía, siempre hay alguna herramienta. Cuando quieras monitorizar algo o mejorar alguna de las palancas digitales, se necesitan herramientas. Si te hace falta alguna, piensa que seguro que hay alguien que ya ha detectado esa necesidad. Lo digital tiene la ventaja de conectar necesidades y oportunidades en tiempo real y de forma global. 
  1. Acción y después perfección: Si lleva tiempo, es una perdida de tiempo. Lo digital es un proceso iterativo. Hay una frase muy conocida que resulta ser un mantra en Sillicon Valley: "Fail Fast, Fail Often". Lo importante no es el fallo, es la capacidad de aprender. Da igual si no está perfecto, lo importante es salir. Ya habrá tiempo de optimizarlo. ¿Y perfecto para quién? , ¿Para el usuario o para ti?
  1. ¿Creas o reportas?: Medir requiere tiempo y analizar lo medido, también. Es posible tener todo medido y no hacer nada con el dato. Si el dato sólo sirve para reportar y no crea nuevas oportunidades, estamos tirando a la basura la parte más rica del dato. Un amigo coach me explicó una vez la diferencia entre crear y reportar, y, como la gente que marca la diferencia, está más orientada a crear que a reportar. Haz lo mismo con el dato. Y con tu inbox, con tus reuniones, con tu agenda; Y con tu vida. 
  1. Aprender, no es una acción. Es una actitud: La mayoría de los cambios y mejoras que he implementando en mi trabajo son producto de la escucha. La curiosidad me lleva a leer más de 2 horas diarias de posts, tuits, artículos, ... Cada momento del día es una oportunidad para la escucha. No se trata de planificar el aprendizaje, el aprendizaje no tiene planes. Simplemente ocurre, si tienes la actitud adecuada para escucharlo. 
  1. Si tienes pasión, ya tienes mas de la mitad del trabajo hecho: ¿Qué diferencia a un equipo de alto rendimiento, de un equipo con resultados excepcionales e irrepetibles? No es el método, eso es condición necesaria pero no suficiente. La nota diferencial está en la pasión. Pasión por seguir aprendiendo, coraje por encontrar la forma de mejorar el error, curiosidad por encontrar algo nuevo, intuición de seguir buscando, inquietud por resolver el dilema, inconformismo con el resultado de hoy. Yo prefiero llamarle pasión y dentro caben muchas emociones. Si has estado ahí, sabes a lo que me refiero.



Y ahora lee los titulares de los "takeaways" y dime si lo digital y la transformación personal, no están conectados. Más que "takeaways" yo les llamaría "take Always".


Post recomendados:

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 11:23 p. m.