Derechos Autor bajo licencia Creative Commons

sábado, 18 de junio de 2016

Transformación Personal y Transformación Digital

Y a veces no tiene mucho sentido estarse quieto. Esperas un hijo, quieres empezar un negocio, decides aprender algo nuevo, cambias de trabajo, empiezas a tocar un instrumento, rompes con tu pareja, ... 

Y todo ocurre en el mismo espacio de tiempo. 


Un maestro me dijo una vez que la crisis de los cuarenta no es tal crisis. En lugar de a los cuarenta, tiene lugar a los cuarenta y dos (múltiplo de 7). Algo de fondo de biblioteca hay escrito sobre la mágica multiplicidad del número siete en las etapas de una vida -The Stages of Life by Rudolph Steiner. Quizás el hecho de que cuarenta y dos sea el preludio de siete veces el número siete, oculte el porqué de que profanos y no profanos no duden en hablar de la "crisis de los cuarenta"

Con mis 42 primaveras a la vista, dejé un puesto de responsabilidad en una corporación en la que había trabajado más de tres lustros, decidí unirme a una consultora boutique en estrategia digital, empecé a dirigir un programa executive en una de las escuelas de negocio más prestigiosas del mundo, mi mujer dejó de trabajar y se está formando como profesora de yoga, decidimos cambiar a mi hijo de colegio y acabo de celebrar 25 años desde que dejé el colegio en el que me formé. Muchos cambios para el mismo año vital. Y todo de forma natural. Si me hubiesen pedido firmar que yo era capaz de hacer todo eso entre dos fechas de mis cumpleaños, no me lo hubiese creído

Puede que te haya ocurrido a los 42 ó a los 49, e igual necesitabas otro ciclo vital de siete años para dar el salto y empezar de nuevo. Y siempre tiene sentido que todo eso ocurra. Y cuando lo has realizado, tienes la intuición de que tocaba hacerlo así. Y no hay pereza. Y siempre se convierte en un éxito. Siempre y cuando no enfoques tu cambio como una huida de lo anterior, y sí, como el inicio de un nuevo camino

Posiblemente esa capacidad de crear sin límites formó parte inherente de nuestra naturaleza y lo olvidamos. Igual tenemos que retomar esa práctica creativa. Dice el filósofo y pensador José Antonio Marina que la educación necesita un re-enfoque para enseñar a las personas a seguir aprendiendo. Y quizás en un entorno tan cambiante como el actual -y sí, estoy hablando de transformación digital- la mejor forma de acabar con enfoques agoreros sobre las posibilidades de crear un futuro laboral estable, sea aprender a seguir aprendiendo. ¿Renovarse o morir? Prefiero hablar de "aprender a vivir", como decía el filósofo. 

"La función de la educación no es trasmitir conocimientos, sino enseñar a vivir." -J.A. Marina

Estamos en un entorno donde inteligencia artificial, algoritmos, robótica y lo que llamamos "Internet of everything" (The Third Wave by Steve Case) avanzan para cambiar las reglas de juego en un corto espacio de tiempo. Quizás la transformación personal y la transformación digital sean el mismo concepto y todo sea cuestión de posicionamiento orgánico en buscadores (decantándose por el segundo). Yo tengo el firme convencimiento de que la incertidumbre siempre estuvo presente y ahora es simplemente ineludible. He oído y he escrito sobre cambio de paradigma, época de cambios o cambio de época. Hace un par de años que todo cambió y ahora todos entendemos que lo digital es el responsable de todo. A mi juicio no es más que un detonante. Años más tarde, lo miraremos con menos respeto de lo que lo hacemos ahora. Siempre me ha gustado decir que lo digital cumplirá su misión cuando sea un concepto biodegradable y ayude a definir la estrategia sin acompañarlo como un apellido (Estrategia digital, Marketing digital, Transformación digital).

Y una vez inmersos en esto de la transformación personal, ¿quién lidera este "sarao" si todos estamos inmersos en transformarnos? Hice una reflexión hace un año sobre el rol del líder digital y algo hay que recuperar de entonces: facilitar del talento del colectivo; ser humano y cercano; ser generoso; saber perseverar y rectificar; hacer uso de la intuición y desarrollar la curiosidad, y siempre tener a la mano la escucha. 

A mi amigo y coach Craig Miller le gusta recordar esta cita de Eric Hoffer: “In times of change, learners inherit the earth, while the learned find themselves beautifully equipped to deal with a world that no longer exists.” Creo que la capacidad de aprendizaje es la palanca para vivir una etapa de cambios. Y de nuevo conectamos con el concepto de aprendizaje. Yo mismo he dedicado mis últimos dos años a hacer acopio de aprendizajes semanales y creo que esto ya no tiene fin:


@b_crespo Aprendizaje No.43 ... Sobre el proceso de APRENDER
Aprendizaje No.43 ... Sobre el proceso de APRENDER



Quiero resumir el ejercicio de la transformación personal en 4 pasos o en 4 partes de una secuencia única. No tiene sentido saltarse ninguno de los pasos, todo cobra sentido cuando se accionan las 4 partes de la secuencia de forma simultánea:

1. La interpretación de la realidad depende de tu percepción: "Feel with your mind".
Si crees que es imposible, nunca será posible. Si crees que es posible, solo te queda perseverar. Cuando KODAK decidió reinvertarse, terminó convirtiéndose es una historia de fracaso de transformación digital que culminó con su propia quiebra en 2012. Posiblemente ninguno de esos fallos hubieran tenido lugar si su percepción de la realidad no se hubiera limitado a interpretar las tendencias solo en función de la rentabilidad a corto plazo. De ser uno de los gigantes de la fotografía, interpretó su reinvención en la nueva era digital, sacando partido a la impresión digital como el siguiente paso. Es fácil leer el pasado cuando ya conoces el final de la historia. Y es posible que la transformación digital requiera cierto nivel de abstracción de la cuenta de resultados actual. Y eso es cercano a lo imposible cuando hay que rendir cuentas a analistas y a inversores cada trimestre. 
Si eres de los que necesita racionalizar financieramente cada decisión, quizás no haya espacio para tu transformación y menos aún para aquellos que te siguen. 

2. Piensa más allá de tus creencias sobre lo posible"Think with your heart".
Ninguno de nosotros hubiera pensado que la película de S. Kubrick 2001- Odisea del Espacio terminaría siendo una realidad en el espacio de una generación (Digital Conversation is The New Black). Es de sobra conocida la frase de Henry Ford de lo que hubiera creado si les hubiera preguntado a los consumidores de su época [“If I had asked people what they wanted, they would have said faster horses.”]. Es posible que en el ejercicio de la transformación personal haya que recurrir a nuevas claves. Desarrollar espacios de creatividad que vayan más allá de los límites de lo entendido como posible ahora. Y eso no requiere de genio, requiere de una gota de excentricidad, de perseverancia y de mucho foco. 
Hay método para llegar a nuevos conceptos. Y ese método requiere de flexibilidad y de creatividad.

3. Pon el foco en lo que sabes hacer y en aquello que disfrutas haciendo"Focus on what you care."
Cada vez que nos cuenta una historia de un joven de veinte y pocos años que ha creado una startup existosa, se nos nublan los ojos pensando en las ideas que nosotros hemos tenido. No hay que sentirse culpable. Aún queda tiempo. Y ese tiempo tiene muchas probabilidades de éxito, si dedicamos nuestros esfuerzos a aquello que nos hace únicos y a aquello que nos hace disfrutar. Y curiosamente, suele ser lo mismo. Me encanta la cita de Eddie Cantor "it takes 20 years to become an overnight success". Todas las personas exitosas con las que he tenido tiempo de conversar, admiten aquella máxima de Thomas Edison de que el éxito es 1% de inspiración y 99% de transpiración ["Genius is one percent inspiration, ninety nine percent perspiration"- Thomas Edison]. ¿Y quién dijo que el esfuerzo no podía ir unido a la diversión?
Si aún no has tenido tiempo de pensar en lo que realmente te hace único, aquello que te hace perder la noción del tiempo, es difícil que des con las claves de lo que realmente te importa. Y después toca perseverar. Y puede ser divertido.



4. No intentes buscar un modelo que pueda predecir un cambio disruptivo: "Let things flow as they are".
"Maldita realidad que no se ajusta a mi modelo" o lo que en otras palabras quiere decir, ¿con el dinero que hemos invertido en adaptarnos a este modelo y ahora va la realidad y se vuelve tozuda?. No podemos cambiar el presente y sí podemos aceptarlo. Podemos hacer ejercicios de definición estratégica y la actitud de adaptación es lo que marca la diferencia. Quizás la mejor forma de aplicar Adaptative Strategy a nuestra propia persona, sea interiorizar el concepto de desapego. No hablo de resignación, hablo de ahorrar energía para centrarnos nuestro foco. 
Hemos confundido conceptos como resiliencia o perseverancia con tozudez y empecinamiento. Si lo que te hizo triunfar ya no funciona; A otra cosa, ... Tú no eres tu trabajo, ni tus ideas, ni tus elecciones. Todo eso son anécdotas de tu vida. Tú eres quien elige. Piensa en todo lo que te rodea y tradúcelo a anécdotas de otras personas. ¿Tiene sentido interpretar cada movimiento?


Y ahora coge cada uno de estos puntos y condénsalos en un mantra, ¿Quizás tenga sentido guardar esta información a modo de aprendizaje hasta integrarlo?


Transformación Personal y Transformación Digital @b_crespo


[Dedicado a los participantes de la primera edición del Programa de Dirección en Transformación Digital de IE Business School - Transforming Business Leaders]

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo, Actualizado en: 11:34 p. m.